La concepción de hijos varones es posible en la reproducción asistida sin necesidad de involucrar al cromosoma Y del hombre, que hasta ahora se creía imprescindible, según un estudio de la Universidad de Hawai.
El cromosoma Y es sustituible por otros cromosomas homólogos que se pueden producir de forma artificial, por lo que este avance científico abre una puerta más en la reproducción asistida.
El cromosoma Y es el que distingue el sexo del bebé: su presencia determina que será un hombre, ya que las mujeres, en cambio, tienen un doble cromosoma X.
El equipo de investigadores de la Universidad de Hawai, liderados por Monika A. Ward, profesora en el instituto de investigación biogenética, estudió el tema durante dos años con ratones.
Dijo que muchos de los genes del cromosoma son necesarios para el desarrollo y la madurez del esperma y la fertilización normal, tanto en ratones como en humanos. Sin embargo, cuando se trata de la reproducción asistida, se ha demostrado que en los ratones, la contribución del cromosoma Y no es necesaria.
Así, en Hawai ya hay dos generaciones de ratones machos desprovistos del cromosoma Y, que tienen todas las capacidades de los ratones macho normales y los esfuerzos se centran ahora en extrapolar esas propiedades a la reproducción humana.

Bottom Banner - Visita Galeria