Aguascalientes, Ags, 16 de febrero de 2017.- Miembros del Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche se dicen preocupados por las políticas anti-inmigrantes y de deportaciones emprendidas por el Gobierno de Estados Unidos que pondría en riesgo la actividad de más de 250 mil productores que ante la falta de oportunidades en México, emigraron hace varios años al vecino país del norte.

“Ante la amenaza que están ellos, hay la posibilidad que esas personas puedan salir deportadas”.

“Han tenido repercusiones fuertes dramáticas en el sector lechero”.

Así lo dio a conocer el Presidente de este Frente Álvaro González quien dijo, tan solo en California, el estado con mayor número de establos el 70% de la mano que los trabaja es de mexicanos.

Para los productores de nuestro país son muchos los problemas que se han ido agravando, entre ellos el bajo precio al que el Gobierno Federal a través de LICONSA les compra la leche y aquellos que se derivan de la importación de leche en polvo que les quita mercado y la fa

“Permitieron que se empezaran a vender las fórmulas lácteas que son unas porquerías comparadas con la leche, hoy se venden 5, 6 millones de litros diarios, la leche para atrás”.

La devaluación de la moneda mexicana y el encarecimiento de alimento que ellos compran han hecho incosteable su producción lechera. Producir un litro de leche está costándoles ya alrededor de 7 pesos y en realidad no hay quien les compre a ese precio. Cuando en la década de los 70´s se consumía el 98.5% de la leche que se producía en México, ahora los niveles apenas alcanzan el 60% por la fuerte competencia de las fórmulas lácteas importadas, negocio del que dijo, se han aprovechado los gobiernos y las grandes marcas.

“Si no permitieran a los productores nacionales surtir el 100% del mercado habría chamba para ellos y para más”.

“Nuestras autoridades le apuestan a que no crezcamos que no haya producción nacional”.

Bottom Banner - Visita Galeria