Un nuevo estudio constata que reemplazar la carne roja por carne blanca, pescado, legumbres o huevos reduce el riesgo de síndrome metabólico, un conglomerado de factores de riesgo como obesidad abdominal, hipertensión arterial o triglicéridos altos.

Esta es una de las conclusiones de un estudio publicado en una revista médica especializada española

Para llevar a cabo esta investigación se analizaron datos de mil 868 participantes de entre 55 y 80 años sin síndrome metabólico al inicio del estudio, pero con alto riesgo cardiovascular.

Así, según los resultados, los participantes con un consumo elevado de carne, especialmente carne roja y carne roja procesada, presentaron, respectivamente, un 27% y un 37% más de riesgo de padecer síndrome metabólico, en comparación con aquellos con un consumo más bajo.

Sin embargo, las personas con un consumo más elevado de carne blanca tenían hasta un 17% menos de riesgo

La investigación también señala que el hecho de sustituir una ración de carne roja y carne roja procesada por un alimento alternativo rico en proteínas como la carne blanca, pescado, legumbres y huevos se asocia a un menor riesgo de padecer síndrome metabólico.

Esto refuerza, según los autores, la importancia de realizar una alimentación variada incluyendo alimentos alternativos y más próximos a la dieta mediterránea.

Las carnes rojas tienen un alto valor nutricional para el organismo, pero diferentes estudios han relacionado su consumo excesivo con enfermedades como la diabetes de tipo 2, la enfermedad cardiovascular y el cáncer.

Bottom Banner - Visita Galeria