Top Banner - Abran Cancha
Top Banner Que mañana
Top Banner Noticiero

¿Le ha pasado esa desesperante sensación de pesadez en el cuerpo y la imposibilidad de hablar o gritar? Coloquialmente a ese fenómeno se le conoce como “la subida del muerto”. Generalmente ocurre cuando a mitad del sueño se despierta asustado sintiendo una especie de “parálisis” o la percepción de sombras cercanas a su persona. Se trata de parasomnias, trastornos del sueño más complejas que el propio insomnio.
Según especialistas estos fenómenos son actividades motrices que ocurren dentro del sueño sin que alteren su capacidad reparadora. Cuando las personas duermen en ocasiones pasan por una etapa en la que sueñan y otra en la que no y las parasomnias pueden ocurrir en ambas.

Psiquiatras especializados en el sueño señalan que los trastornos del sueño más complejos son el sonambulismo y los terrores nocturnos, aquellos que generan temor y confusión al despertar provocado por la excitación neuronal que influye en el comportamiento del cerebro. Este tipo de fenómenos pasan generalmente en un sueño profundo y son consecuencia de algún estímulo interno o externo como dolor físico, problemas de reflujo o ruido que pueden sacar parcialmente a la persona de un sueño profundo y ubicarla en la primera fase que es la de adormecimiento. Las personas que viven esta experiencia pueden realizar acciones sencillas como sentarse en la cama, hablar solas y volverse a dormir.

Cuando “se sube el muerto” ocurre la parálisis del sueño, la persona está consciente pero inmóvil, de ahí el miedo que se experimenta. Poco a poco la persona va recuperando la movilidad y si cuesta hacerlo, bastará que alguien más nos toque para poder reaccionar al 100%.

El somniloquio es otro trastorno del sueño y son verbalizaciones hechas al estar dormidos. Estas parasomnias no tienen una causa documentada aunque quizá el estrés sea una de las razones por las que ocurren.

Bottom Banner - Visita Galeria