¿Sabía usted que de 2 a 5 niños por cada 100 padecen depresión infantil? Se debe a motivos genéticos, bioquímicos y ambientales, como la pérdida de algún familiar, el estrés o ser criado en un ambiente depresivo.

                                                     

Estudios de una revista especializada en España observó que el 74% de los niños con trastorno depresivo comenzaban a presentar síntomas desde el primer año de edad; el 33% experimentaban señales a los 2 años y el 74% a los 5 años.

En niños se puede presentar desde un inicio con síntomas de ansiedad y trastornos de conducta.

En niños de 3 a 5 años se han detectado estados prolongados de excitación emocional en respuesta a estímulos mínimos como berrinches exagerados. Los preescolares con depresión parecen muy tristes y poseen una comunicación verbal limitada.

Niños entre 6 y 11 años son capaces de describir síntomas como ánimo decaído, problemas de concentración, mal rendimiento escolar, irritabilidad o llanto y hasta pensamientos suicidas.

Para su tratamiento se recomienda la psicoterapia e implica el desarrollo de habilidades sociales y recursos terapéuticos.

Baja en su interés en las cosas que solían gustarle, cambios en el apetito o peso, fatiga, sentimiento de inutilidad o culpa, disminución de su capacidad para pensar, retraimiento social, autoestima baja.

Bottom Banner - Visita Galeria